Transtornos hepáticos

autor/es: Dra. Mª del Carmen Peña Cala

El hígado es el órgano de mayor tamaño y complejidad metabólica del organismo y cualquiera de los elementos que lo componen pueden enfermar o estropearse. Posee una gran capacidad regenerativa y en la inmensa mayoría de los casos tras solucionar el problema no quedan secuelas.

 

¿Cuál es la enfermedad más frecuente?

La enfermedad más corriente es su inflamación o hepatitis, generalmente causada por virus.

 

¿Qué tipos de hepatitis se conocen actualmente?

Las hepatitis víricas incluyen varios tipos, las más frecuentes son:

    1. La hepatitis A, propagada a través de alimentos contaminados y relativamente poco importante.

    2. La hepatitis B, propagada por contacto con sangre o suero infectados o por contacto sexual.

    3. La  hepatitis C,  que se contagia por vía sanguínea.

    4. La hepatitis D, producida por el agente Delta que coinfecta con el virus de la hepatitis B.

    5. La hepatitis E, la Hepatitis G, otros virus como CMV (citomegalovirus)…etc

 

¿Por qué pueden ser graves las hepatitis?

Por las complicaciones que pueden originar.

La complicación más temida de la hepatitis viral es la hepatitis fulminante (necrosis hepática masiva (por fortuna, es rara). Se presenta sobre todo en los casos de hepatitis B y  hepatitis D, los enfermos suelen presentar síntomas de encefalopatía (daño cerebral) y de hecho evolucionar a coma profundo.

También puede evolucionar hacia cirrosis.

 

¿Qué hay que hacer ante una hepatitis?

Seguir escrupulosamente las indicaciones y recomendaciones de su médico.