Úlcera gástrica y duodenal

autor/es: Dra. Mª del Carmen Peña Cala

 

¿Qué es una úlcera?

Una úlcera consiste en la lesión de una superficie cutánea o mucosa con pérdida de sustancia, asociada generalmente a un proceso supurativo.

 

¿Qué son las úlceras gástricas y duodenales?

Son úlceras muy frecuentes.

Las úlceras pépticas consisten en la destrucción de la mucosa en la zona del estómago, denominándose úlcera gástrica.

Las úlceras duodenales consisten en la destrucción de la mucosa en la zona del duodeno, denominándose (úlcera duodenal).

En el momento en que se producen las úlceras sus paredes quedan expuestas al ataque de los jugos digestivos e, incluso, pueden llegar a ser perforadas.

 

¿Qué factores pueden producirlas?

Hay varios factores que aumentan el riesgo de padecerlas: predisposición genética, consumo de tabaco, consumo excesivo de café y alcohol y el uso regular de algunos medicamentos como la aspirina y los antiinflamatorios, el estrés y la tensión nerviosa.

 

¿Cómo se comportan?

A menudo hay una pérdida de sangre crónica y más seriamente, la úlcera puede erosionar un vaso sanguíneo grande causando una fuerte hemorragia. En tal caso, el paciente vomita sangre, hematemesis, y tiene deposiciones de color negro intenso y consistencia pegajosa, llamadas melenas, debido a que la sangre ha sido parcialmente digerida.

La posible perforación de la úlcera supone un serio y grave peligro por el vertido de potentes sustancias químicas y enzimas a la cavidad peritoneal.