Diarrea

autor/es: Dra. Mª del Carmen Peña Cala

 

¿Qué es la diarrea?

Se considera como diarrea el incremento evidente de la frecuencia habitual de deposiciones o un cambio a consistencia líquida.

 

Tipos de diarrea según su duración

• Diarrea aguda: cuando su duración es menor de 3 semanas en niños y adultos y 4 semanas en lactantes.
• Diarrea crónica:  cuando la persistencia de la diarrea  va más allá
de 3 semanas en niños y adultos y 4 semanas en lactantes. El curso puede ser constante o intermitente.

 

Síntomas de la diarrea aguda

La diarrea aguda tiene su origen casi siempre en un proceso infeccioso,  o tras la toma de antibióticos, y suele acompañarse de otros síntomas como:

    • vómitos
    • fiebre
    • dolor de cabeza
    • pérdida de apetito
    • dolores musculares
    • dolor abdominal de tipo cólico
    • malestar general

 

Causas de la diarrea crónica

La diarrea crónica es más difícil de diagnosticar porque las causas pueden ser muy variadas:

    • El síndrome del colon irritable es la causa más frecuente de diarrea crónica. Suele presentarse de forma intermitente y su diagnóstico es de exclusión, debiéndose descartar otras causas de diarrea.

    • La intolerancia a la lactosa es también muy frecuente, calculándose que en nuestro medio entre el 10 y el 15% de la población tiene intolerancia parcial a la lactosa.

    • También las infecciones intestinales pueden ser causa de diarrea crónica, especialmente las debidas a parásitos.

    • La enfermedad inflamatoria intestinal se acompaña en muchas ocasiones de diarrea, habitualmente acompañada de sangre en las heces.

    • Las enfermedades que producen malabsorción de nutrientes también se acompañan de diarrea crónica, como en los pacientes que tienen una enfermedad celíaca.

    • El cáncer de colon, en determinados pacientes, puede acompañarse de diarrea crónica.

    • La colitis microscópica es una enfermedad del colon en la que, pese a que el aspecto en la endoscopia es normal, las biopsias detectan una importante inflamación que produce diarrea crónica.

    • Otras causas menos frecuentes son las diarreas que acompañan a otras enfermedades endocrinas, las debidas a fármacos o a aditivos alimentarios, o las producidas por isquemia intestinal.

 

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la diarrea se realizará con la ayuda de análisis de sangre, de heces y, en algunos pacientes, tras realizar una colonoscopia para tomar biopsias. Lógicamente, según el diagnóstico que se establezca el tratamiento será diferente.

 

¿Cuál es el tratamiento?

La mayoría de las diarreas agudas son autolimitadas (se curan solas) por lo que sólo se recomienda realizar estudios diagnósticos en casos de fiebre elevada, afección del estado general, tenesmo (deseo continuo e ineficaz de  defecar), diarrea con sangre, deshidratación o evolución de más de una semana pese a tratamiento sintomático. En ocasiones incluso será preciso ingreso hospitalario en casos de deshidratación grave, vómitos incoercibles, edad avanzada, enfermedad subyacente grave o mucha afección del estado general.

El tratamiento será principalmente mediante dieta astringente, sin lácteos, y en algún paciente puede ser necesario administrar antibióticos para controlar su enfermedad.