Dolor Abdominal

autor/es: Dra. Mª del Carmen Peña Cala

 

¿Qué es?

El dolor de barriga (dolor abdominal) es una de las molestias digestivas más frecuentes. Puede ser producido por muchas causas y proceder de distintos órganos: estómago, duodeno, intestino delgado, colon, apéndice, páncreas, vesícula, etc.

Dependiendo de cuál sea la causa y la intensidad del dolor, éste será de mayor o menor importancia. También es fundamental tener en cuenta si es agudo (aparece bruscamente sin haberlo tenido antes) o si es crónico (ya se había padecido desde hacía tiempo).

 

Dolor abdominal agudo

¿Cuáles son las causas del dolor abdominal agudo?

Las causas más frecuentes son:

    • Apendicitis.
    • Cólico biliar.
    • Pancreatitis aguda.
    • Úlcera gástrica o duodenal (con penetración o perforación).
    • Isquemia intestinal (falta de riego sanguíneo del intestino).
    • Diverticulitis (inflamación de los divertículos del colon).
    • Espasmos digestivos. 

A veces el dolor en el abdomen no es producido por causas del aparato digestivo sino del aparato genital femenino:

    • Rotura de un quiste de ovario.
    • Embarazo extrauterino.

O del riñón:

    • Cólico nefrítico.

O incluso del corazón o el pulmón:

    • Infarto agudo de miocardio.
    • Neumonía.

 ¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Las pruebas a realizar para conocer el diagnóstico dependen de qué se sospeche:

    • Análisis de sangre.

    • Ecografía.

    • Endoscopia.

    • Escáner...

Siempre que se presente un dolor abdominal agudo, especialmente si es intenso, se deberá consultar al médico.

 

Dolor abdominal crónico

¿Cuáles son las causas del dolor abdominal crónico?

Las causas más frecuentes son:

    • Úlcera gástrica o duodenal.
    • Pancreatitis crónica.
    • Isquemia intestinal crónica (falta de riego sanguíneo crónico).
    • Tumores de dentro o fuera del aparato digestivo.
    • Causas no orgánicas: dolor sin que exista ninguna lesión evidente.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Las pruebas necesarias para realizar el diagnóstico dependerán del tipo, duración e intensidad del dolor.

Cuando un paciente padece un dolor abdominal crónico es aconsejable acudir al médico. Si existe alguna lesión es mejor hacer un diagnóstico lo antes posible, y si no la hay será un motivo de tranquilidad. En cualquier caso se deberá buscar un tratamiento para aliviar las molestias.