Seguimiento

autor/es: Dr. Joan Carles i Galceran

 

Protocolo de seguimiento del carcinoma colorrectal

Los pacientes con càncer colorrectal (CCR) en estadio I, se someterán a seguimiento con el fin de detectar la aparación de un segundo tumor o de pólipos, con colonoscopia cada 3 o 5 años.

En los enfermos portadores de un cáncer colorrectal en estadio II o III, el seguimiento deberá constar de anamnesis, exploración física, marcadores tumorales en sangre (CEA), ecografía abdominal y endoscopia digestiva baja. Será conveniente valorar la idoneidad de practicar tomografía abdominopélvica (TAC) en aquellos enfermos con tumor de recto.

Solamente si la exploración preoperatoria fue incompleta sería conveniente practicar una nueva colonoscopia en el postoperatorio.

La exploración endoscópica del intestino grueso, en el caso de ser normal, se realizará cada 3 años. Como alternativa en enfermos que no toleren esta exploración se realizará proctoscopia y enema opaco.

A partir del quinto año, el seguimiento se hace básicamente para descubrir el cáncer de colon metacrónico (posterior en el tiempo).