Joan Martí Ragué
Nombre: Joan Martí Ragué
Fecha nacimiento: 21-09-1943
DNI: 37592912 X
Dirección: Gran Via de les Corts Catalanes, 616, 4
08007 Barcelona
Teléfono: 933.012.357
RESEÑAS ACADÉMICAS
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona 1966
Doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona 1975
Especialista en Cirugía General 1968
Especialista en Traumatología y Ortopedia 1969
Especialista en Medicina del Trabajo 1970
Especialista en Cirugía Digestiva 1979
RESEÑA LABORAL
Jefe de Sección de la Unidad de Coloproctología del Hospital de Bellvitge 1977- 2008
Profesor asociado de la Universidad de Barcelona 1990-2008
Jefe de la Unidad de Cirugía General del Instituto Dr. Martí Ragué 1994-2008
Jefe de la Unidad de Cirugía General del Instituto J. Martí Ragué – A. Sáenz. 2009
ACTIVIDAD ACADÉMICA
Profesor asociado de 12 cursos de pregrado
Tutor acreditado de 31 cursos de postgrado
Profesor docente de 24 cursos de formación continuada
Director de 4 tesis doctorales
TRABAJOS DE INVESTIGACIÓN
Publicación de 55 articulos originales nacionales
Publicación de 1 review internacional
Publicación de 51 articulos originales internacionales
Publicación internacional de 1 libro
Publicación nacional de 3 libros
Publicación de 30 capítulos de libros nacionales
Publicación y edición de varios libros sobre ostomías
Editor de 4 libros nacionales
Investigador principal en 2 ensayos clínicos
Investigador colaborador en 19 ensayos clínicos
COMUNICACIONES Y PONENCIAS EN CONGRESOS
100 comunicaciones Nacionales
60 comunicaciones internacionales
152 ponencias nacionales
75 ponencias internacionales
Moderador de múltiples mesas rodondas nacionals e internacionales
ARTICULOS RELEVANTES EN REVISTAS INTERNACIONALES
Transplantation Proceeding
Gastrum
Gut
Internacional Journal Colorrectal Disease
American Institut of Cancer Reserch
American Journal of Gastroenterology
Journal of the National Cancer Institut
American Journal of Surgery
British Journal of Surgery
Colorectal Diseases
Diseases of Colon and Rectum
Journal of the American College of Surgery
Cirugía española
Revista de enfermedades digestivas
MIEMBRO DE SOCIEDADES
Presidente de la Asociación Española de Coloproctología en 1990
Vocal de la Sociedad Española de Patología Digestiva
Miembro de la Sociedad Española de Cirujanos
Miembro de la Sociedad Española de Patología Digestiva
Presidente del European Council for Coloproctology 1995-1997
Miembro del European Council for Coloproctology
Miembro de la European Society of Coloproctology
Miembro de la Sociedad Española de Coloproctología
Miembro del American College of Surgeons
ORGANIZACIÓN DE CONGRESOS
Organizador de la Reunión Nacional de Coloproctología 1990
Organizador del Conference of the European Council for Coloproctology 1995
Organizador del Annual Meeting of the European Society of Coloproctology 2003
Coordinador de varios cursos sobre ostomías

PREMIOS
Premio Virgili de la Sociedad Catalana de Cirugía 2008
estamos en: Entrevistas
Entrevista a Joan Martí Ragué
¿Cómo tomó la decisión de dedicarse a la cirugía colorrectal?
La problemàtica de la cirugía general y traumatología en los años 60 y 70 era la elevada morbimortalidad, puesto que todos los cirujanos operaban de todo. En los años 72-73 el Dr. Sitges Creus, jefe de Departamento de Cirugía del Hospital Príncipes de España, Bellvitge, crea tres unidades funcionales: una de cirugía del hígado y páncreas, otra de cirugía esofagogástrica y una tercera de coloproctología, con la intención de reducir la morbimortalidad. Por otro lado, permitió hacer una formación continuada para profundizar més en cada área, así como en la formación de nuevos cirujanos. 


El cáncer colorectal está aumentando en nuestro país. ¿Por qué?
Es difícil de contestar, puesto que no existe una única causa, sino que es multifactorial: tipo de alimentación, medio ambiente, estrés, la genética… Lo que sí es cierto es el aumento progresivo y que su diagnóstico sigue siendo tardío.
Uno de los problemas que hay en este campo de la medicina es el retraso diagnóstico. ¿Cuál cree que debe ser el primer símptoma que debería hacer consultar al especialista?
Quizás no responderé exactamente la pregunta, pero yo creo que antes de consultar por unos síntomas, hay una serie de medidas para prevenir esta situación. Un grupo son los pacientes y familiares con enfermedad hereditaria no poliploidea... Los tests de detección precoz, como el test de sangre oculta en heces a partir de los 50 años, la práctica de colonoscopia a los familiares de enfermos afectos de cáncer colorectal, la detección de familiares suceptibles de sufrir cáncer hereditario mediante las consultas de consejo genético...
En cuanto al primer síntoma, que suele ser el sangrado o el cambio del ritmo deposicional, suelen ser síntomas tardíos en un cáncer establecido.


¿Cree que ha mejorado el intervalo entre el supuesto primer síntoma y el tratamiento? ¿Y la disminución de este intervalo, hace mejorar el pronóstico?
Contestando la primera pregunta, diría que sí, si lo comparamos con el siglo pasado, pero continúa existiendo un intervalo demasiado largo.
A la segunda pregunta, es difícil asegurar si mejora el pronóstico o no, lo cierto es que no lo empeora, si el intervalo es corto, ya que lo más importante, teóricamente, es el conocimiento de la biología molecular de los tumores, ya que a igual estadiaje, unos son más agresivos que otros. Pero no debemos olvidar que tratamos con personas y el hecho de que el intervalo entre el diagnóstico y el tratamiento se alargue supone no sólo un impacto físico, sino también psíquico.


Hablando de tratamiento, ¿cuáles son, a su criterio, los avances más importantes en la cirugía colorrectal?
La creación de unidades de coloproctología multidisciplinarias en las que participan cirujanos, digestólogos, oncólogos, radioterapeutas, radiólogos, anatomopatólogos, estomaterapeutas y oncopsicólogos. De estos comités se derivan protocolos de actuación y guías clínicas que pretenden dar una visión global de la enfermedad y un tratamiento adecuado, a pesar de que tengan quizá el inconveniente de no saberlos aplicar en cada caso concreto, ya que a veces son difíciles de interpretar.
Pero esto no ha sido gratuito, ya que ha llevado a la pérdida de la relación médico-enfermo, para mi indispensable en la práctica diaria de nuestra profesión. Otros avances han sido la variedad de fármacos (quimioterápicos, anticuerpos monoclonales, biológicos...) que hay en el mercado, las nuevas técnicas de tratamiento combinado quimioradioterapia con cirugía, principalmente en tratamiento del cáncer colorrectal avanzado, la introducción del abordaje laparoscópico que minimiza la agresión y que facilita, generalmente, una rápica recuperación.
En términos generales, diría que no se ha dejado avanzar y mejorar.


La coloproctología, como tal, no está reconocida en nuestro país, pero cada vez hay más unidades de coloproctología en nuestros hospitales. ¿Quiere decir esto que una patología colorrectal tiene más buen resultado tratada per un cirujano especialista que por un cirujano general?
Si afirmásemos lo contrario, querría decir que toda mi preocupación durante tantos años en intentar formarme y formar otros cirujanos en este campo habría sido un absurdo; por lo tanto, la respuesta es que SÍ. Los resultados son mejores si los enfermos son tratados por especialistas.
Aún así, creo que se ha abusado de esta especialización, ya que en determinados hospitales generales no deberían de existir unidades de especialización de una sola persona; y deberían ser capaces de decidir qué patología colorrectal pueden asumir y cuál deber derivarse a los hospitales de referencia, donde se ha demostrado que el volumen de patología hace mejorar la morbimortalidad.


Algún tratamiento requiere la construcción de una colostomía (ano contra natura). Con los dispositivos actuales, ¿cree que el paciente puede hacer vida normal? ¿Qué les dice a los pacientes que usted trata cuando debe aplicarles este procedimiento?

Creo que los dispositivos actuales funcionan adecuadamente porque el paciente pueda hacer una vida normal. El problema actualmente se centra en otras factores como por ejemplo: la información preparatoria que la enfermería especialista y el cirujano dan al enfermo, explicando qué és un estoma, en qué consiste la técnica quirúrgica que le aplicarán, el control postoperatorio que seguirá y en las posibles complicaciones que el enfermo se puede encontrar, tanto a corto como a largo plazo; la implicación de la familia y amigos y muchos otras factores que nada tienen que ver con los dispositivos.
En función del paciente, de la familia, de la patología colorrectal que se trata, la información a dar es diferente. Creo que es muy importante dejar una puerta abierta y conseguir una buena empatía (feeling) con el paciente, a fin de poder suavizar las cosas y que sean asumidas más fácilmente.


En el ámbito del prestigio, ¿cómo valora la calidad de la coloproctología catalana?
Creo que el prestigio de los médicos catalanes viene de hace muchos años, cuando se formaron los primeros residentes en el Hospital de Sant Pau i Santa Creu, cuando no existía en España nada parecido. Pasaba lo mismo en cuanto a los congresos y cursos a los que acudían médicos de todo el territorio nacional. En la actualidad el nivel ha ido mejorando, tanto en Cataluña como en el resto del Estado español. Personalmente diría que podemos estar muy contentos de la calidad de la coloproctología catalana, pero insatisfechos, puesto que creo que se podría mejorar.

Muchas gracias, Dr. Martí. Como cirujano coloproctólogo debo estar agradecido por haber ejercido mi profesión en un tiempo que me ha permitido compartir experiencias con usted y, principalmente, poder estar a su lado para aprender en aquellos casos complicados, en los que se requería para resolverlos tanto calidad técnica y científica como calidad humana.